El acitrón, dulce prohibido que promueve el tráfico ilegal de cactáceas en México

LUNES, ENERO 06, 2020

COMERCIO EXTERIOR Y ADUANAS

Desde 2012, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales restringió el consumo del acitrón ya que su producción pone en riesgo a la biznaga, una especie de cactácea que se encuentra actualmente en peligro de extinción. Desde entonces, el acitrón se ha convertido en el dulce prohibido que promueve el tráfico ilegal de cactáceas en México, se trata de un dulce típico mexicano que se consume principalmente en la rosca de Reyes, en el relleno del chile en nogada y en el relleno del pavo de Navidad.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realiza cada año diversos operativos para frenar e inhibir el tráfico ilegal de especies de vida silvestre, durante 2019 fueron aseguradas 164 cactáceas y se decomisaron 45 ejemplares en diversos estados del país.

El translúcido dulce mexicano, utilizado en diversos platillos de la gastronomía mexicana, se prepara con Echinocactus platyacantus, Ferocactus histrix y otras biznagas nativas de México que tardan de 14 a 40 años en crecer tan solo 40 centímetros, por las condiciones de sequía, aridez y pobreza de suelos donde habita.

Su extracción ilegal provoca desequilibrio ecológico en sus hábitats naturales, siendo los ejemplares más proclives a la extracción ilegal son las biznagas de chilitos de espina solitaria, de barril, así como asiento de suegra, bonete de obispo y órgano viejito que fueron decomisadas en estados de Durango, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Puebla, Hidalgo, Campeche y Ciudad de México.

Según Profepa, a nivel mundial existen más de mil 400 especies de cactáceas y México cuenta con 669, de las cuales 518 son endémicas. Puntualizó que tanto Echinocactus platyacantus, como Ferocactus histrix, son especies enlistadas como endémicas en peligro de extinción en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Ante esta práctica ilegal, investigadores de la UNAM exhortan a la sociedad a combatir la problemática, ya que América es el único continente donde las cactáceas se desarrollan de manera natural y México es poseedor del 40 por ciento de todas las especies del mundo, un 80 por ciento son endémicas; es decir, no existen en ningún otro lugar, refirió el portal web de publicación.

En el mercado negro las plantas alcanzan un valor de hasta dos mil dólares, y no hay problemas en los envíos hacia Canadá y Estados Unidos, ya que las semillas son enviadas en un sobre y nunca las notan.

Para evitar esta problemática en México existen los certificados de las UMA (Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre) y para el comercio internacional los certificados CITES, herramientas que permiten conocer el origen de las plantas.Refirió que las UMA son administradas por comunidades locales dedicadas a aprovechar especies de flora o fauna de manera sustentable.

Copyright© 2016 | Grupo 365 Derechos Reservados