El impacto de coronavirus sobre la economía mundial

LUNES, MARZO 23, 2020

COMERCIO EXTERIOR Y ADUANAS

Como especialistas en transporte de mercancías hemos experimentado un descenso generalizado de la actividad comercial, especialmente en todas las modalidades de transporte.
Sin ninguna duda, la actualidad de nuestros días pasa por la crisis del coronavirus. A mediados de enero, azotaba China y, rápidamente, se fue expandiendo por otras zonas del planeta hasta llegar a Europa. Primero fue Italia y, poco después,España que vive actualmente confinada y con las fronteras terrestres cerradas.



La primera de las consecuencias y, la más grave e importante, es el daño sobre la salud de la población. A contrarreloj se está investigando una posible cura para la pandemia, pero a falta de una vacuna, la mayoría de países, y especialmente los más castigados, han optado por tomar medidas drásticas para disminuir el impacto del coronavirus, como la suspensión de toda la actividad económica, el cierre de administraciones y servicios básicos con la consecuente paralizaciónde naciones enteras.



Otra de las consecuencias que empieza a notarse es un receso de la economía. Con la mayoría de economías paradas y con la producción a cero, el impacto sobre la economía mundial se está empezando a notar. Por este motivo, el intercambio comercial y de transporte de mercancías se está viendo altamente castigado por culpa del virus.



Una aproximación mundial



La rápida expansión del virus está provocando pánico en las bolsas mundiales que están registrando una auténtica montaña rusa de valores. Asimismo, otras de las consecuencias son el desplome del precio del petróleo y la devaluación de las monedas.



En el caso del transporte de mercancías, el impacto también ha sido muy elevado. Si bien es cierto que el transporte de productos de primera necesidad está garantizado por los diferentes gobiernos, con el objetivo de abastecer a la población, el transporte de otras mercancías, ya sea por vía aérea, marítima o terrestre, está en su mayoría paralizado.



Una radiografía del mercado chino



El gigante asiático ha sido uno de los grandes perjudicados por culpa del coronavirus. Además de las víctimas, la superpotencia ha visto mermada su economía interna, así como las relaciones comerciales con el resto de países del mundoy sus socios principales.



Si bien es cierto que las noticias que nos llegan desde la China indican que empieza a notarse algunos síntomas leves de recuperación, no podemos olvidar que el país es uno de los grandes motores de la producción mundial, lo que implica que la mayoría de países que dependen de ella se han visto altamente perjudicados, como es el caso de la Unión Europea en su conjunto.



Si entramos más en detalle, podemos destacar el caso de Alemania que produce la mayoría de sus coches en China, lo que significa que la industria automovilística se está resintiendo de esta crisis. Asimismo, la industria farmacéutica alemana también se ha visto altamente afectada.



En el caso de Italia, el país tiene una relación muy estrecha con China, siendo el tercer socio comercial en el caso de las importaciones principalmente de aparatos emisores, de radiofonía, televisión, máquinas automáticas para el procesamiento de datos o cámaras de foto y video.



Impacto del coronavirus en el mercado español



Esta misma semana, el gobierno español cerró las fronteras terrestres del país y algunas comunidades autónomas han confinado a su población como Cataluña, Murcia, La Rioja o el País Vasco. De todos modos, y como hemos comentado anteriormente, el ejecutivo no ha restringido el transporte mercancías de primera necesidad para garantizar el abastecimiento de toda población.



De todos modos, son muchos los sectores que se están viendo afectados por culpa del coronavirus. El turismo es un claro ejemplo para España, donde el sector terciario ha jugado siempre un papel muy relevante y es una fuente directa de ingresos y un pilar muy importante de la economía española.



En el caso de transporte de mercancías los sectores más afectados son el juguetero, textil y de componentes de la automoción, pues España es dependiente de China en estos tres sectores, que ahora mismo se están quedando sin stock.



En el caso de los juguetes, China cuenta con casi el 90% de las fábricas del mundo y si estas están paradas, los distribuidores no tienen productos, lo que podría afectar, según algunos expertos han avanzado, la campaña de navidad.



En el sector textil, si bien es cierto que la ropa de la temporada primavera verano ya está almacenada, la crisis del coronavirus podría hacer que los precios suban. Finalmente, respecto a la automoción también se está notando; y es que China es uno de los importadores de piezas más importantes para España. Y es que España es una de las grandes productoras y proveedoras de complementos para la automoción más importantes del mundo.



En nuestro caso particular, la situación actual se ha notado en el día a día de Ibercóndor. Como especialistas en transporte de mercancías hemos experimentado un descenso generalizado de la actividad comercial, especialmente en todas las modalidades de transporte. Por el contrario, en el caso del servicio de aduanas, de momento, no hemos notado diferencia, aunque si esperamos que se empiece a hacer notoria en los próximos días.



Asimismo, estamos a la expectativa de cómo evoluciona la situación y cómo, poco a poco, la actividad comercial recupera su curso habitual. De todos modos, debemos ser pacientes porque según organismos internacionales la situación puede alargarse.

Copyright© 2016 | Grupo 365 Derechos Reservados