Precio de la mezcla mexicana de exportación se derrumba 116%, cierra en -2.37 dólares

MARTES, ABRIL 21, 2020

DEPENDIENTES Y OTROS ORGANISMOS

Miles de millones de personas en todo el mundo se han quedado en casa para frenar la propagación del Covid-19, por lo que la demanda física de crudo se ha desvanecido dando paso a un exceso de oferta.
El precio de la mezcla mexicana de exportación se derrumbó 116% en línea con los futuros en Estados Unidos, para cerrar la primera sesión de la semana en -2.37 dólares por barril, reportó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Este resultado es un hecho inédito provocado por reservas mundiales saturadas y una demanda de petróleo devastada por la pandemia de coronavirus.

Miles de millones de personas en todo el mundo se han quedado en casa para frenar la propagación del Covid-19, por lo que la demanda física de crudo se ha desvanecido dando paso a un exceso de oferta.

Los futuros del petróleo de Estados Unidos colapsaron el lunes 20 de abril a menos de 0 dólares, por primera vez en la historia, debido al exceso de oferta provocado por el coronavirus y terminaron el día en -37.63 dólares por barril, porque operadores desesperados pagaron por deshacerse de los barriles.

El crudo Brent, el punto de referencia internacional, también se desplomó, pero no tanto porque hay más almacenamiento disponible en el mundo.

Si bien los precios del petróleo de Estados Unidos se negociaron con precios negativos, no está claro si afectará a los consumidores, que generalmente consiguen precios más bajos en las gasolineras cuando el crudo cae.

Los comerciantes huyeron desesperados del contrato de futuros de petróleo de Estados Unidos que vence en mayo por la falta de espacio para guardar crudo, pero el contrato WTI de junio acabó en un nivel más alto: 20.43 dólares por barril.

"Normalmente, esto sería un estímulo para la economía de todo el mundo", dijo John Kilduff, socio del fondo de cobertura Again Capital LLC en Nueva York. "Pero no se ven lo ahorros porque nadie está gastando en combustibles".

El contrato WTI a mayo cayó 55.90 dólares a -37.63 dólares por barril, después de tocar un mínimo histórico de -40.32 por barril. El Brent bajó 2.51 dólares, o un 9%, a 25.57 dólares por barril.

"Es como tratar de explicar algo sin precedentes y aparentemente irreal", dijo Louise Dickson, analista de mercados petroleros de Rystad Energy. "Cierres costosos o incluso bancarrotas ahora podrían ser más baratos para algunos operadores, en lugar de pagar decenas de dólares por deshacerse de lo que producen".

Las refinerías están procesando mucho menos crudo de lo normal, por lo que cientos de millones de barriles han ingresado a instalaciones de almacenamiento en todo el mundo. Los comerciantes han contratado buques para anclarlos y llenarlos con el exceso. Un récord de 160 millones de barriles están en petroleros de todo el mundo.

Copyright© 2016 | Grupo 365 Derechos Reservados