¿Funcionará militarización de puertos y aduanas vs la delincuencia?

MIERCOLES, AGOSTO 12, 2020

COMERCIO EXTERIOR Y ADUANAS

El tráfico de armas, drogas y mercancías ilegales que entran al país vía marítima, aérea o terrestre se basa en una red de corrupción en las aduanas que ha revelado insuficientes las estrategias adoptadas por distintas administraciones federales a lo largo de 20 años. Ante lo que el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador ha decidido poner a cargo de mandos militares y de la Marina las administraciones portuarias integrales (API) que dependían de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
Sobornos y amenazas a empleados de las aduanas son las principales vías por las que las organizaciones criminales han tejido su red de operación, publica El País.

El pasado 17 de julio, López Obrador aseguró: "vamos a actuar limpiando, renovando todo el sistema de aduanas y de puertos del país"; ese mismo día Javier Jiménez Espriú habría presentado su renuncia a la SCT por su diferir con la decisión presidencial, sin embargo su salida se hizo pública hasta el día 23 de ese mismo mes.

El país cuenta con 49 aduanas en operación bajo control del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Tienen a su cargo el control y vigilancia de la entrada y salida de mercancías y pasajeros del territorio nacional.

La mayoría está en la frontera norte debido a la intensa actividad comercial que se tiene con Estados Unidos, pero también existen puntos de inspección en aeropuertos y puertos marítimos.

Entre 2012 y 2019, el SAT presentó 119 denuncias penales en contra de servidores públicos adscritos a las aduanas, pero solo 25 expedientes han llegado ante un juez.

117 son los puertos que dependen de la SCT y que ahora tendrán mandos militares. Los más importantes resultan ser los mismos donde se han presentado más problemas. A saber: Altamira (Tamaulipas), Manzanillo (Colima), Lázaro Cárdenas (Michoacán) y Veracruz (Veracruz)

Estos puertos son disputa entre cárteles como Los Zetas, Caballeros Templarios, del Golfo, Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

El puerto de Manzanillo, por ejemplo, está bajo el dominio del CJNG, según informes de las autoridades federales, pero en el pasado fue disputado por el cartel de Sinaloa y los Caballeros Templarios. A raíz de que la organización delictiva liderada por Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho", comenzó su expansión en 2013 y se consolidó como la más poderosa del sexenio pasado.

¿Cómo combatió en gobiernos pasados?
Vicente Fox: plan para atender rezagos en la infraestructura aduanera enfrentar al contrabando de bienes y al tráfico de personas en la frontera sur.

Felipe Calderón: plan de modernización de las aduanas para combatir el contrabando, disminuir la evasión fiscal y erradicar la corrupción. En 2009 el SAT informó de que mil 100 inspectores fiscales y revisores aduanales serían reemplazados por 1,500 oficiales de comercio exterior reclutados tras un estricto proceso de selección. Los policías fiscales removidos serían investigados por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Enrique Peña Nieto: En una serie de operativos que emprendieron las autoridades durante 2013 y 2014 se detuvo a decenas de personas. El golpe más duro fue contra una red de contrabando de textiles que operaba en las aduanas, en 2014. La Unidad de Inteligencia Financiera y el SAT detectaron que 22 agentes aduanales ayudaron a una red internacional de contrabandistas ?conformada por más de 200 personas y empresas? para que importaran mercancías del sector textil y las vendieran por debajo de su valor.

¿Funcionará estrategia de AMLO? Para Raúl Benítez Manaut, experto en temas de seguridad. El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el combate a la corrupción en las aduanas es una tarea que va más allá de colocar mandos marinos en los puertos y militares en las aduanas terrestres como lo ha instruido el presidente López Obrador.

No solo basta con poner a personas honestas en esos cargos, aseguró, sino que se necesitan perfiles adecuados y capacitados en materia fiscal y aduanal, "y los marinos no tienen entrenamiento para saber de asuntos de Hacienda... son militares, no son licenciados en administración de empresas o en aduanas", señala.

Entonces, estima que el motivo detrás de la decisión del presidente puede ser que se haya recibido el requerimiento en la última visita de AMLO a EU, de darle la pelea en los puertos al CJNG, que tiene un gran control en Manzanillo, el punto por donde llegan toneladas de precursores químicos para el fentanilo, la droga con la que esta organización ha invadido Estados Unidos.

"No tengo elementos para probarlo, pero esa puede ser una hipótesis", menciona el académico.

Copyright© 2016 | Grupo 365 Derechos Reservados